Hotel de selva en Amazonas

DESTINOS / 25 octubre, 2011

En el corazón de la Amazonia, un hotel construido sobre pilotes sobresale como una excentricidad propia de otros tiempos. Es el Ariaú Amazon Towers, y fue levantado por el Doctor RittaBernarditto, un millonario brasileño que, allá por 1986, se dio el gusto de tener su propio hotel en Amazonas.

El Ariau está a 30 millas al Oeste de Manaos, la ciudad más grande de la región, aunque a decir verdad, el hotel no está estrictamente sobre el Amazonas, sino sobre el río Negro. Un dato curioso es que el color de sus aguas luce profundamente negro, y eso se debe al tanino que liberan algunos árboles de la zona; el PH es tan bajo que en sus alrededores casi no hay insectos.

Volviendo al hotel, se trata de una construcción levantada sobre pilotes y en la selva misma; el restaurante y la recepción se conectan con las habitaciones por medio de pasarelas. Cuando bajás del barco que te lleva desde Manaos, una bella amazónica te da la bienvenida colocándote un collar de flores, te da un beso en cada mejilla y te abre paso a un mundo extraño: el mundo de la exuberante Amazonia, pero desde un hotel que, entre otras cosas, tiene un ovnipuerto. Sí, sí, leíste bien: ovnipuerto, un espacio circular para que aterricen ovnis, con carteles de bienvenida en diferentes idiomas, incluso en marciano…

Desde el hotel hay varias actividades, algunas de ellas, excesivamente preparadas para el turista, como la salida nocturna por el río, en el que uno de los baqueanos se tira al agua, atrapa un cocodrilo y lo sube a la lancha para que todos lo vean…

La mejor alternativa (para mí, claro) es una salida de dos días, en la que vas con un guía y con un baqueano hasta un campamento en medio de la selva, pasan la noche en un refugio y vuelven al otro día. Allí, en plena selva amazónica, la noche es alucinante: se escucha una infinidad de sonidos de aves, ranas, insectos y animales que, por momentos, es ensordecedor. Imperdible.

Las fotos que ves aquí son diapositivas de un viaje que hice algunos años atrás, pero en la actualidad, el hotel mantiene su filosofía de poner al viajero en contacto con la selva amazónica.


Etiquetas: , ,




Nota anterior

¿Vuelve el yaguareté a Iberá?

Siguiente nota

¿Qué hacer en verano? Cabalgata por la Cordillera del Viento




Más historia

¿Vuelve el yaguareté a Iberá?

El Lic. Aníbal Parera estuvo al frente del desarrollo del Plan de Manejo de la Reserva Natural Esteros del Iberá, en Corrientes....

22 October, 2011