10 trekknigs no tan conocidos. O sí

Destacada / GUÍAS DE VIAJE / 28 marzo, 2020

Escribo esta lista de 10 trekkings no tan conocidos de Argentina en plena cuarentena. Y les confieso que revivir cada una de estas caminatas y volver a chequear la info, me dio unas terribles ganas de salir a la montaña. Por eso pensaba que es un buen momento para planificar qué hacer cuando podamos salir.


Escribe Guille Gallishaw. Fotos de GG salvo cuando se indica otra cosa

 

No hay guías que te ofrezcan esta salida, y eso es lo mejor. Tampoco hay senderos demasiado definidos. Se trata del valle que recorre el río Córdoba, cerca de su confluencia con el río Caleufu (buscalo en GoogleMaps). Hay picadas madereras que salen en varias direcciones, siempre rodeadas de bosque andino patagónico. Nosotros las exploramos con el guía del Parque Nacional Lanín Augusto Gorchs, y pasamos tres días caminando por allí. Para llegar, tenés que ir a Meliquina, y seguir la ruta 63 hacia el Oeste; cuando te cruces con el río Córdoba, estacioná, prepará la mochila y arrancá.

Contacto: www.aventurapatagonia.com


 

Todos los senderos que te llevan hasta los refugios de Bariloche son autoguiados y en la página del Club Andino Bariloche podés checar info de las picadas y sendas. Prestá atención a las indicaciones de tiempo y dificultad que te marcan. Lo ideal es ir tranquilos, uniendo los diferentes refugios. El preferido nuestro es el San Martín (laguna Jackob): como en casi todas las opciones, la picada tiene partes de trepadas rocosas, otras de bosque, tramos sin desnivel y repechos que te dejan sin aire. Son 18 km desde El Tambo y lo hacés en cinco horas.

Contacto: www.clubandino.org

Camino a Jakob, en una foto de Marcos Ferro

 


Quien te lleva es el guía profesional Pablo Zelaya, nacido y criado en estas montañas. El cordón de Mala Mala está próximo a Tafí del Valle, y es una excelente opción de hiking porque, en una jornada de caminata intensa, pasás casi de las yungas, hasta la montaña pelada. Son entre 8 y 9 horas de marcha (van tranqui) y tené en cuenta que van desde los 2600 msnm hasta los 3400 msnm. Desde lo más alto, tenés una vista increíble del Cordón del Aconquija. Si ves que te sentís bien, podés descansar un día y luego volver a subir el Ñuñorco Grande.

Contacto: www.montanastucumanas.com

Foto, gentileza de Pablo Zelaya Huerta

Como El Chaltén es la Capital Nacional del Trekking, las opciones son múltiples. Nosotros elegimos el ascenso al Gorra Blanca para proponerte una alternativa diferente a los circuitos más concurridos. Este es un trekking duro de 4 a 5 días que tenés que ir con guía. Nosotros los hicimos con Fitz Roy Expediciones y todo fue perfecto. El cerro está justo donde empieza el Hielo Patagónico Sur, y tendrás unas vistas in-cre-íbles de los cerros Fitz Roy, Chaltén y Pier Giorgio, entre otros. Checá en la página los detalles, prepará mochila, aislante y bolsa y ¡animate!

Contacto: www.fitzroyexpediciones.com.ar

 

Foto, gentileza Fitz Roy Expediciones

Es el mejor lugar para que te inicies en esta hermosa actividad, que es caminar por las montañas. El mismo pueblo se autodenomina peatonal, con subidas y bajadas por todos lados. De hecho, todas las sendas parten del casco urbano, y tenés alternativas de duración y dificultad muy variadas. Una vuelta completa (bosque, desnivel, roca, río, distancia) es la que va hasta el cerro Wank, sigue hacia el río Subterráneo (bajá a verlo, vale la pena) y luego toma hacia la cascada Gemelas, y vuelve al pueblo pasando por el Vallecito del Abedul (hermoso lugar).

Contacto: www.lacumbrecita.gov.ar

 


Debería llamarse: trekking al paraíso. Salís desde Villa Futalafquen, donde tenés que dar aviso al guardaparque. Si bien pusimos que es de dificultad alta, lo más duro es la distancia: son 12 horas, aunque la senda está bien marcada. Podés acampar en Playa Blanca y luego seguir hasta Krügger, donde también hay un camping y un puesto de guardaparque. Tenés largos tramos por dentro del bosque andino patagónico, bajas a costa de lago y algunos repechos. Tené en cuenta que tenés que llevar calentador y marmita porque no se puede hacer fuego.

Contacto: www.parquesnacionales.gob.ar

 

Tenés que calcular hacerlo en dos días, aunque si vas a buen ritmo, lo podés hacer en uno solo. Este trekking es parte de Huella Andina (no existe más de forma oficial, pero la mayoría de las sendas sigue activa) y une los lagos Rucachoroi y Quillén, pasando por distintos ambientes: lago, bosque de araucarias (¡muy bonito!), lengas achaparradas y zonas abiertas a más de 1.800 msnm. El campamento intermedio es el vivac Malalco Chico (sin servicios). Lo que sigue es un descenso intenso hasta el lago Quillén, a menos 1.000 msnm. Tenés agua en distintas partes de la travesía y tenés que dar aviso al Guardaparque. Cuando llegues al camping del Quillén, sacá una foto del volcán Lanín y mandánosla

Contacto: www.neuquentur.gob.ar

 

El paisaje es lunar, hipnótico, bellísimo, pero también puede ser hostil porque es seco y está por encima de los 3.300 msnm. Por eso, acá te sugerimos un hike de medio día, muy cerca de Antofagasta de la Sierra, que implica subir los cerros Alumbrera y Antofagasta. Son impresionantes porque se trata de formaciones basálticas de un negro azabache, con rocas filosas. Las sendas de ascenso están bien marcadas, y el mejor consejo es que, aunque te sientas bien, subas despacio y vayamos tomando mucho agua. Las vistas desde arriba son únicas.

Contacto: www.turismo.catamarca.gob.ar

Foto de Juan Martín Roldán

 


En esta subida vas a pasar del bosque de lengas bien fueguino (parecen más desgarbadas), picadas de roca más expuesta, la parte alta con una vista espectacular del canal de Beagle y de Ushuaia, y caminar por el hielo del glaciar Martial. El guía es Gabriel Laudadio, nacido y criado allí, y su propuesta es que disfrutes al máximo de esta caminata; por eso, el ritmo de ascenso es tranquilo, con paradas para charlar, tomar agua y comer alguna ración de marcha. Entre ida y vuelta, son cerca de cinco horas, y cuando bajás, tenés la opción de hacer canopy.

Contacto: www.ushuaiaaventura.com

 

Es uno de los Parques Nacionales menos visitados, pero te aseguro que tiene una belleza única, con unos atardeceres de película. Las caminatas aquí no tienen dificultad técnica, pero es de esos sitios que invitan a calzarse la mochila y salir a patear. Lo mejor es subir el cerro de la Sociedad Científica, de apenas 590 msnm, pero que es el punto más alto del área protegida y tiene una vista 360 alucinante; para llevarse el mate y quedarse arriba un buen rato. Dentro del Parque Nacional hay otros senderos de menor dificultad, pero atractivos también. ✪

Contacto: https://www.argentina.gob.ar/parquesnacionales/lihuecalel



 







Nota anterior

“Cuando termino una carrera me siento vivo”

Siguiente nota

Tailandia, Camboya y Vietnam




Más historia

“Cuando termino una carrera me siento vivo”

A Martín Raffo le dicen Cepi desde que era muy chico, aún antes de aprender a andar en bici. Hoy es médico y referente...

27 March, 2020