Ballena Franca Austral

Destacada / MEDIOAMBIENTE / 16 julio, 2018

En plena temporada de ballenas, te compartimos esta hermosa entrevista que hicimos hace un año con Florencia Vilches y Agustina Saez, dos biólogas del Instituto de Conservación de Ballenas. Cómo viven, qué vienen a hacer a esta zona,  cuánto pesan, cuáles son sus amenazas, cuánto viven y cómo saltan. Todo eso, en este reportaje 👇


Escribe Guillermo Gallishaw

-¿Qué es el ICB, el Instituto de C0nservación de Ballenas?

-Es una organización sin fines de lucro que lleva adelante su trabajo en Península Valdés. El trabajo consiste en la foto identificación de ballenas, que es lo que nos permite conocer la dinámica poblacional de las ballenas francas que visitan Península Valdés cada año. Lo que hacemos es sobrevolar los golfos, fotografiar ballenas y, después de un largo proceso de edición de fotos y de pasar esas fotos por distintos softwares, podemos saber quién es quién, si viene con sus crías, y tener una información que sólo es posible si es sostenido a lo largo del tiempo.

-¿Por qué vienen las ballenas acá, a los golfos de Península Valdés?

-Particularmente, vienen en el ciclo de vida que corresponde al apareamiento, a la parición y al destete de sus crías. Este es un lugar de aguas poco profundas y calmas. Esto permite que las mamás no tengan que estar controlando a sus ballenatos, como sí sucedería en aguas abiertas. De hecho, lo que más se ve en los golfos de la península son grupos de mamás con bebés. Acá se aparean, se van a las áreas de alimentación, vuelven acá a parir a sus crías con esa reserva de grasa que obtuvieron gracias a la alimentación. Esas crías nacen acá y pasan sus primeros meses obteniendo la leche de sus mamás, que les va a generar una capa de grasa y un tamaño de cuerpo suficiente que les va a permitir tolerar una nueva migración a las áreas de alimentación. Luego vuelven acá con sus mamás y se van a separar para tener vida de juvenil independiente y, esa madre, volverá a comenzar con el ciclo que hará que luego tenga otra cría.


No sabemos la edad de la ballena que fotografiamos hace 47 años. Tal vez, en ese momento tenía 80 años de vida.”


-¿Cuánto vive una ballena franca austral?

-La fotoidentificación, mientras se sostenga a lo largo del tiempo, nos va a poder responder esa pregunta. Por ahora, sólo tenemos una estimación de entre 70 y 80 años, pero hace 47 que empezamos a fotografiar ballenas y, quizás, la ballena que fotografiamos por primera vez tenía 80 años y no lo sabemos.

-¿Qué característica tiene la ballena franca austral?

-Es un mamífero, específicamente un cetáceo. Estos, a su vez, se dividen en odontocetos y misticetos. Los primeros son animales que tienen dientes, como los delfines, la orca o el cachalote. Y los misticetos, o cetáceos barbados, tienen barbas que les permiten alimentarse a través de la filtración. Están hechas de queratina, como nuestro pelo y nuestras uñas. Tienen asociados pelos, en los que queda retenido el alimento que filtran. Las hembras, que son más grandes que los machos, llegan a medir hasta 17 metros y a pesar entre 30 y 50 toneladas, aproximadamente. Son medidas colosales. Su aleta caudal puede llegar a medir hasta cinco metros. Y si bien tienen estas dimensiones, comportamentalmente, interactúan mucho con las personas porque son animales costeros, y eso permite desarrollar la actividad de los avistajes, que es lo que se hace acá, en Puerto Pirámides. Son comportamientos diferentes a los de otras ballenas, como las jorobadas o las azules, que tienen hábitos en mar adentro y que hay que navegar mucho para verlas.


Llegan a medir 17 metros, y pensan entre 30 y 50 toneladas”


-Cuando se sale en lancha a ver ballenas, el guía suele anticipar cuándo va a saltar. ¿Cómo lo saben?

-El comportamiento típico antes de que la ballena salte es muy parecido a lo que uno mismo haría si quisiera tomar un impulso. Lo que hace es sumergirse a gran profundidad para tomar el impulso necesario para emerger con fuerza a la superficie.

-¿En qué estado de salud está la población?

-El estado de conservación de esta especie, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, es no preocupante, y eso tiene que ver, principalmente, con que la población está creciendo entre un 5 y un 7 por ciento anual. Si bien desde 1935 se prohibe la caza comercial de ballenas, la abundancia de esta población de ballena franca no llega ni cerca a lo que había antes de la cacería. Además, esto tiene que ver con que sigue padeciendo amenazas a la conservación que no tienen que ver con la cacería, pero sí con otras cuestiones.


La gaviota cocinera aprendió a alimentarse de la grasa de ballenas vivas, y eso es una amenza a su conservación”


-¿Por ejemplo?

-El calentamiento global influye indirectamente, y lo hace a través de su ítem presa principal, que es el krill, que es un crustáceo pequeño (6 centímetros). A su vez, este krill se alimenta de unas algas que se desarrollan abajo de las capas de hielo. El Calentamiento Global aumenta la temperatura global de la superficie de los océanos y, por ende, derrite los hielos, disminuyendo la superficie cubierta por estos. Entonces, al haber menos hábitat para las algas, el krill tiene menos disponibilidad de alimento, y esto hace que haya menos krill disponible para las ballenas. Otro ejemplo de amenaza a la conservación es la basura marina, la contaminación química, y un problema que sucede acá en Península Valdés es que las gaviotas cocineras, que es un animal nativo de estas latitudes, aprendió a alimentarse de la grasa de la piel de ballenas vivas. Este comportamiento parasítico que la gaviota cocinera aprendió, altera el comportamiento de las ballenas y le exige un mayor requerimiento energético: interrumpe los períodos en los que está descansando, las obliga a desplazarse más rápidamente, y esto es grave porque las ballenas no vienen acá a alimentarse, sólo vienen a parir y a reproducirse, entonces están en una situación casi de ayuno. Y la disponibilidad de grasa que ellas tienen, deben transformarla en leche para alimentar a sus crías. Entonces, en este contexto, que haya un agente que las fuerza a gastar más energía para evitar los hostigamientos de las gaviotas, es realmente muy crítico. ✪

¡Y este es el video que grabamos! 👇



 







Nota anterior

Los mejores eventos, en Catedral

Siguiente nota

UN GIGANTE DE CUATRO ESTACIONES




Más historia

Los mejores eventos, en Catedral

Si vas por primera vez, Catedral te intimida, te aturde. Es el centro de deportes invernales más grande del país (algunos...

11 July, 2018