¡TE AMAMOS JANE GOODALL!

Destacada / HISTORIAS DE VIDA / 27 noviembre, 2017

Con sus 83 años y una vitalidad que desborda paz y energía, la Doctora Jane Goodall pasó por Buenos Aires y, entre algunas de sus actividades, participó de la avant premiere de Jane. El documental –dirigido por Brett Morgen -cuenta la historia de Jane a partir de imágenes nunca antes vistas, filmadas en 16 mm y rescatadas de los archivos de National Geographic, donde habían estado guardadas durante más de 50 años. ¡La película que tenés que recomendar cuando alguien te pregunte “¿Quién es Jane Goodall?”!


Escribe Carmen Ochoa. Foto de apertura de National Geographic Creative / Hugo van Lawick

 

Todo el tiempo quería hacer cosas que los hombres hacían y las mujeres no.”

Amante de los animales desde su infancia, en 1960 (cuando tenía 26 años), Jane llegó al desierto de Gombe en Tanzania para vivir entre los chimpancés y estudiar su comportamiento. Sin ninguna formación científica, con tal sólo unos binoculares, una gran paciencia y mucha observación, la joven británica anotaba minuciosamente todo en su cuaderno.

Desconociendo el protocolo de investigación tradicional, Goodall personalizó su investigación y formó un vínculo emocional con los animales, sus sujetos de estudio a quienes, por ejemplo, los llamaba por nombre y apellido. Este acercamiento le permitió ganar su confianza, adentrándose en plena Naturaleza y siendo una más de ellos.

Mi misión era acercarme a los chimpancés, vivir entre ellos, ser aceptada.”

Un día, mientras compartía sus horas en soledad con los chimpancés, pudo observar cómo uno de ellos, al que llamaba David Greybeard, utilizaba una ramita para desenterrar las hormigas de las colonias subterráneas, para luego comerlas. Envió sus observaciones vía telegrama a su mentor, el famoso paleontólogo Louis Leakey y, posteriormente, el descubrimiento se transformó en noticia mundial.

Las investigaciones sobre los chimpancés realizadas por Jane revolucionaron nuestra comprensión del mundo natural. Había descubierto cómo estos animales utilizan y crean herramientas para sobrevivir, y el hecho sacudió al mundo científico y redefinió la relación entre los seres humanos y los animales.

Aquí estoy yo, una persona ordinaria, haciendo lo que siempre quise hacer. A los cuatro vientos, durmiendo bajo las estrellas, observando todos los animales. ¿Es posible? ¿Seré yo realmente? El desafío se ha cumplido. Las colinas y los bosques son mi hogar.”

Más tarde llegaría el amor, también en plena selva, cuando se enamoró del cineasta holandés, Hugo van Lawick, quien viajó a retratar su trabajo y la vida salvaje, para National Geographic. Tuvieron un bebe y fundaron una estación científica para seguir investigando y que Jane pudiera cuidar de su hijo. Pero luego se divorciaron, y cada uno volvió a sus respectivas pasiones. Él, con sus películas; y ella con su trabajo de investigar y proteger a los chimpancés, junto con su hábitat.

En conjunto, los chimpancés y los pájaros y los insectos, la desbordante vida de la jungla animada, forman un todo. Todo es parte del gran misterio. Y yo fui parte de eso también. Todo el tiempo, me acercaba más y más a los animales y a la Naturaleza y, como resultado, me acercaba más a mí misma y estaba más en sintonía con la fuerza espiritual que sentía alrededor.”

En la actualidad, la Dra. Goodall viaja por el mundo con el fin de concientizar a cada vez más personas sobre la amenaza que enfrentan los animales y las crisis del medio ambiente, tratando de que todos tomemos medidas para salvar al planeta antes de que sea demasiado tarde. En 1977 fundó el Instituto Jane Goodall con el fin de fomentar su trabajo a nivel mundial y para las generaciones venideras; y en 1991 creó Roots & Shoots, un programa global que orienta a los jóvenes en casi 100 países (incluida la Argentina) para convertirse en activistas y líderes, realizando acciones verdes durante su vida diaria.

Además, es Mensajera de la Paz de Naciones Unidas mientras que, en sus libros y discursos, enfatiza la interrelación de todos los seres vivos y el poder colectivo de la acción individual, para hacer del mundo un lugar mejor.

Gombe, Tanzania – Jane Goodall and infant chimpanzee Flint reach out to touch each other’s hands. Flint was the first infant born at Gombe after Jane arrived. With him she had a great opportunity to study chimp developmentóand to have physical contact, which is no longer deemed appropriate with chimps in the wild. The feature documentary JANE will be released in select theaters October 2017. (National Geographic Creative/ Hugo van Lawick)

 


#JANE

Mirá el trailer, un retrato íntimo sobre la mujer que desafió la ciencia y se convirtió en una de las conservacionistas más admiradas del mundo. Estrena en marzo de 2018 por #NationalGeographic.


 







Nota anterior

Una esquina cualquiera

Siguiente nota

Luis, Inari y un sánguche




Más historia

Una esquina cualquiera

El Chaltén es uno de esos lugares entrañables y místicos de la Argentina, por su entorno y por la cultura de montaña...

15 November, 2017