Guía de Viaje: Kuala Lumpur

GUÍAS DE VIAJE / 19 Enero, 2017

De cuando Nico y Male viajaron a Kuala Lumpur


Cómo llegar: nuestra elección fue a través de Qatar Airways, que viaja desde Buenos Aires hacia Doha con una escala en San Pablo. Y desde allí, tomamos otro vuelo de unas ocho horas a Kuala Lumpur. Emirates realiza un vuelo similar. Por Europa, se puede viajar hasta Paris, de allí a Amsterdam y luego a la capital malaya. Lo mismo a través de Turkish Airlines: escala en San Pablo, vuelo a Estambul y desde allí a Kuala Lumpur.

Dónde dormir: Grand Hyatt Kuala Lumpur. El hotel cuenta con 370 habitaciones y 42 suites, cuyos tamaños oscilan entre los 47 y los 340 metros cuadrados. Todas tienen ventanales que dan a las Petronas o a la ciudad. THIRTY8, el restaurante insignia con cocina abierta, ofrece una selección de carnes, mariscos, sushi y sashimi. En el JP teres, la mejor cocina malaya, y en el Poolside, una opción de comidas más bien sencillas al aire libre durante todo el día, con especialidades locales e internacionales. Gimnasio, spa y piscina al aire libre. www.kualalumpur.grand.hyatt.com.

Dónde comer: Jalan Alor es una de las calles más famosas para probar los mejores y auténticos platos callejeros: el char kuey teow (fideos fritos), alas de pollo asadas, el satay (pinchos de carne o pollo a la parrilla), cangrejos con chile y el assam laksa (sopa a base de pescado). En estación, aparecen las frutas como el durian, el mangostán o el rambután. En China Town, los puestitos suelen ubicarse en las calles Jalan Sultan, Jalan Hang Lekir y Jalan Petaling. La zona de Bukit Bintang tiene una enorme cantidad de opciones para elegir: desde restaurantes occidentales a los más orientales. Los shoppings muchas veces suelen ser los indicados si se buscan alternativas gastronómicas.

Qué más hacer: Orquesta Filarmónica de Malasia. La música te mueve en el Dewan Filharmonic Petronas, la primera sala de conciertos de Malasia dedicada específicamente a la música clásica. Centro de Convenciones: desde el punto de vista tecnológico, es la instalación más avanzada de la ciudad. Allí se realizan convenciones locales e internacionales, ferias, exposiciones públicas, casamientos y eventos privados. KL Tower: con 421 metros, es la séptima torre de telecomunicaciones más alta del mundo: tiene una plataforma de observación (a 276m) y un restaurante giratorio, para que los visitantes experimenten una impresionante puesta del sol, así como las vistas nocturnas. Museo de Arte Islámico: en diciembre de 1998, Malasia acogió el museo de arte islámico más grande del Sudeste Asiático. Alberga más de siete mil objetos y cuenta con una biblioteca excepcional de libros. Allí se encuentra uno de los modelos a escala más grande a nivel mundial del Masjid al-Haram, la mezquita más importante de La Meca. Parque de las Aves: situado en el sereno y paisajístico lago del jardín botánico de Perdana, son 21 hectáreas que albergan más de tres mil aves de unas 200 especies: patos mandarines, águilas, cálaos y avestruces, entre otros. La principal característica es su concepto de vuelo libre. China Town: la calle Petaling es el centro del China Town original y mantiene gran parte de su ambiente tradicional. Por la noche, los vendedores sacan su mercancía a lo largo de la calle: inciensos, juguetes, zapatillas y camisetas, entre tantas cosas. Ojo: se puede negociar más de un 50% del precio que estipulan. Sky Bar: en el piso 33 del Traders Hotel, frente al KLCC Park, hay un bar con pileta para observar las Petronas, trago en mano. Está abierto de domingo a jueves, de 10.00 AM a 1.00 AM, y viernes, sábado y vísperas de feriado, hasta las 3 de la mañana (www.skybar.com.my). En dos ruedas. Kuala Lumpur tiene un trazado para hacer en bici. En frente de Merdeka Square está la KL City Gallery, en donde se pueden alquilar para hacer el recorrido por cuenta propia, o bien contratar un paseo guiado para el que se necesitan al menos ocho personas. En bus turístico: todos los días, de 9 a 18 (www.myhoponhopoff.com).

IMG_2858
Algunos tips

-Cuando decidas ir a las Petronas, recordá que tenés que sacar tickets. Hacelo bien temprano por la mañana (ya que se agotan), así podrás ver el atardecer. A nosotros nos recomendaron hacer el tour a las 19.00.

-A las Cuevas Batu podés ir en tren: desde la estación KL Central, tomar el KTM Komuter Sentul con destino a la estación Batu Caves, última de la línea. Se tarda unos 30 minutos en llegar y te deja a 200 metros de la entrada. Una vez allí, ¡cuidado con los monos! Les gusta tomar cosas prestadas.

-El shopping de electrónica por excelencia es el Plaza Low Yat, en el No. 7 de Jalan Bintang. Si bien la compra resulta una tentación por su precio, lo mejor es asesorarse y buscar productos con garantía. Cuidado con las imitaciones. En la medida de las posibilidades, no compren cerca de partir: así, llegado el caso, tienen la posibilidad de cambio.

-Visita guiada a Brickfields: el primer y el tercer sábado de cada mes, a las 9.30, desde el YMCA (www.ymcakl.com).

-En el segundo nivel del Lee Rubber Building (145 Jalan Tun H.S. Lee), hay un lindo lugar para comprar artículos de decoración: Peter Hoe. Además, tiene un restaurante con opciones frescas y livianas, como alternativa de la comida asiática.

-Bajarse mapas para utilizar offline. Serán de utilidad más de una vez.

-Se supone que hay una regla general en cuanto a la comida: sentarse dónde haya mucha gente del lugar, y no así en donde fluyan los extranjeros.

Usos y costumbres

-Quitarse los zapatos antes de entrar a una casa.

-En general se ofrecen bebidas a los invitados. Es de buena educación aceptarlas.

-Siempre se usa la mano derecha para comer o para dar y recibir objetos.

-No usar el dedo índice de la mano derecha para señalar lugares, objetos ni personas. En cambio, se usa el dedo pulgar de la misma mano, con los cuatro dedos doblados hacia abajo.

-Al ingresar a lugares sagrados como mezquitas y templos, hay que quitarse los zapatos. Algunas mezquitas ofrecen túnicas y pañuelos a las mujeres. En general, está permitido tomar fotografías, pero siempre hay que pedir permiso.

-El brindis no es una práctica común. La gran población musulmana no bebe alcohol.



Si querés leer el relato del viaje, este es el LINK a la nota.







Nota anterior

¿Por qué deberías prestarle atención a estos chicos?

Siguiente nota

PATRIMONIOS NATURALES Y CULTURALES DE ARGENTINA




Más historia

¿Por qué deberías prestarle atención a estos chicos?

Nos metimos en el universo de los blogs de viajes para entender cómo funcionan y cuál es el valor diferencial que ofrecen. La...

16 January, 2017