EVEREST, o cómo ver al montañismo

Destacada / NOTICIAS / 17 septiembre, 2015

El 10 de mayo de 1.996 se produjo la mayor tragedia en el Everest (8.848 msnm), la montaña más alta del planeta. Diferentes factores intervinieron para que aquel, fuera uno de los días más tristemente recordados en la historia del montañismo. La película Everest, que se estrena hoy (jueves 14 de septiembre de 2.015), narra aquellos hechos con imágenes impactantes en 3D, nunca vistas en un film de montaña.

Las expediciones comerciales al Everest habían empezado unos años antes, pero la temporada de 1.996 estaba batiendo todos los récords en ese sentido. El Campo Base cambiaba radicalmente su aspecto: hasta ese entonces era concurrido por montañistas que subían por cuenta propia, con la asistencia de sherpas; pero ese año estaba plagado de carpas con todos los servicios que un cliente requería. Dos de los guías más destacados eran Rob Hall (de la compañía neozelandeza Adventure Consultants) y Scott Fisher (Mountain Madness, de USA), aunque había 14 expediciones más (no todas comerciales, no todas buscaban la cima del Everest). Hall y Fisher terminaron siendo los protagonistas centrales de esta historia, tanto en la realidad como en esta película.

Cuando salgas del cine, además de haber vivido aquellos inquietantes momentos en el Imax de Norcenter (el 3D es de los mejores que vi), te vas a llevar una visión bastante real de cómo empezaron las expediciones comerciales a las montañas más duras del mundo. Ver o escuchar historias de montañistas que completaron un ascenso puede ser tremendamente motivador, te incentiva a salir y vivir esas experiencias. Sin embargo, para que ello suceda es necesario que hagas tu propio camino, entendiendo que la preparación y el entrenamiento son la clave para salir a la Naturaleza, disfrutarla y volver vivo a casa.

Y si te gusta la lectura, hay dos libros que relatan los hechos de 1.996 en el Everest (en realidad, hay otros, pero estos dos los leímos). Uno es Into the thin air (Mal de Altura, en español), de Jon Krakauer; el otro es Everest 1996, de Anatoli Boukreev y Dewalt Weston. Sólo diré que tienen dos puntos de vista sobre la misma historia. Y que ambos, a su manera, están muy bien escritos.

IMG_0831


Etiquetas: , ,




Nota anterior

Trails in Motion: ¡Buenos Aires!

Siguiente nota

REPORTAJE AL DIRECTOR DE FUNDACIÓN VIDA SILVESTRE





Capaz que te interesa


Más historia

Trails in Motion: ¡Buenos Aires!

Hace unos días (12 de septiembre) se presentó el Trails in Motion en Bariloche, y fue a sala llena. El festival de cine...

11 September, 2015