Mariano Larghi, el adelantado

HISTORIAS DE VIDA / 29 enero, 2015

IMG_4172c

Entrevistamos a Mariano Larghi para la última edición de Ochentamundos. El hombre fue el primero en traer a la Argentina las canoas hawaianas, un deporte grupal, competitivo y con fuerte rituales polinésicos. Su historia y la de las Va’a (canoas hawaianas) está llena de color.

De los nuevos deportes de agua que desembarcaron en el Río de la Plata, este sea probablemente el más antiguo. Las canoas hawaianas, outrigger o Va-a (en lengua polinesia) llegaron a la Argentina en 2003, cuando el argentino Mariano Larghi trajó el primer bote y fundó la Asociación Argentina de Outrigger Canoas Hawaianas. Mariano se asentó en el bajo de Martínez, a la vera del Río de la Plata, y con el paso del tiempo el deporte fue sumando cada vez más adeptos. En la actualidad hay siete clubes entre Buenos Aires, Pinamar y Bariloche. A diferencia de otros deportes, el Va-a tiene rituales milenarios que le dan a la actividad un espíritu genuino, relacionado con la cultura de la Polinesia.

“El espíritu del deporte hoy en día es fiel reflejo del respeto a la historia y las tradiciones de origen –me dice Mariano Larghi en el parador La Ventola, en Martínez –. La Polinesia fue una región muy guerrera, y se dice que este deporte supo transmutar esa energía en las competencias. Del mismo modo, se mantiene la sinergia y el trabajo de equipo no sólo en lo competitivo, sino en todo lo referido a llevar a adelante la actividad. Por eso es común escuchar que en el agua somos enemigos, y en tierra, familia.”

–¿De dónde viene la historia del Va-a? –le pregunto a Mariano que, detrás de la oreja, lleva una florcita de pétalos blancos (una suerte de sello polinésico).

–La actividad tiene más de 3000 años de historia. La cultura Polinesia llevó a la cúspide la tecnología de catamaranes, vinculando troncos de árbol con los que formaban las embarcaciones. De hecho, es una tecnología que aun hoy sigue inspirando a ingenieros navales.

Originalmente, nace para dar respuesta a los retos que el mar abierto presentaba. Ellos colonizaron todo el Pacífico Sur. Estas embarcaciones fueron adaptándose a lo cotidiano una vez que se instalaban ya en sus islas. Y ahí las usaban tanto para el diagnóstico costero, como para la pesca y diversión. Estas tradiciones de trabajo en equipo quedan marcadas a fuego en el deporte, que hoy está colonizando al mundo.

paddler3

paddler2

 







Nota anterior

Acerca del nuevo Parque Nacional Patagonia

Siguiente nota

Correr: algunos mitos




Más historia

Acerca del nuevo Parque Nacional Patagonia

El 17 de diciembre de 2014 el Congreso de la Nación aprobó la Ley que permite la creación del Parque Nacional Patagonia....

29 January, 2015