MARCOS OLIVA DAY

HISTORIAS DE VIDA / 7 marzo, 2014

Un reportaje a Marcos Olida Day debería ocupar toda una revista. A cada rato saca anécdotas y recuerdos insólitos acerca de la Patagonia, de los grandes exploradores de siglos pasados y de los habitantes originarios de esta región. Marcos también es un gran expedicionario y kayakista, aunque su vida se centró en Conociendo Nuestra Casa, una fundación que, palabra más palabra menos, pretende cambiar el mundo.
Por Guillermo Gallishaw
———————————

olivaday02
Comandante Marcos, o cómo trascender siendo un tipo sensible

Si el filántropo es aquel que se distingue por el amor a sus semejantes y por sus obras en bien de la comunidad, Marcos Oliva Day es un filántropo. Hacerle un reportaje a este hombre es una de las tareas más difíciles con las que me crucé, ya que jamás habla de él: con la habilidad de palabra de un estudioso de la oratoria, se las arregla para tomar los desvíos necesarios que lo conduzcan a hablar de su Fundación, del ejemplo de los navegantes de tiempos pasados, de la importancia del amor al medioambiente, de Malala (su mujer), de los chicos con los que trabaja, de otros que dan todo por un sueño. De todo eso. Pero de él, nada. O casi.
Marcos nació en Mendoza, pero desde niño escuchó hablar de la Patagonia. “Carlos María Moyano fue el primer Gobernador de Santa Cruz, pero era mendocino. Y resulta que era íntimo amigo de un bisabuelo mío, Ricardo Day. Los dos habían quedado huérfanos en el terremoto de 1861. Ricardo perdió a su madre y a cinco hermanos, y Moyano, a sus dos padres. De ahí que mi padre se crió escuchando historias de la Patagonia, y nosotros escuchando a mi padre, que era marino y un gran navegante. ¡Navegó el Beagle en una ballenera! Era un enamorado del sur. Impulsó el puerto de Punta Quilla, acá en Puerto Deseado, mientras era comandante del portaviones 25 de Mayo. Una vez, un burócrata le preguntó: Comandante, ¿por qué quiere hacer un puerto allí, que no se embarca nada? Y él le dijo: justamente no se embarca nada ¡porque no hay un puerto!”
Con voz de barítono, ojos pequeños y mirada inquieta, Marcos puede pasarse horas y horas hablando de historias de la Patagonia. Me recibe en un edificio en construcción, a la vera de la ría Deseado. “Es el edificio de Conociendo Nuestra Casa. Lo inauguramos en dos semanas”, me dijo en octubre de 2012. Nos sentamos allí, entre sillas cubiertas de polvillo de obra y mesas con cables y herramientas. De tanto hablar, de vez en cuando dice: “¿Esto a qué venía?”. Y casi no lo interrumpo, pensando en lo que me decía un profesor de la Universidad: “Hay entrevistados a los que hay que dejarlos hablar, porque hasta te hacen la entrevista solos. Son esos que te dan contenido a cada palabra”.
Marcos vive en Puerto Deseado, Santa Cruz, desde 1977. Aquí es fiscal, vive con la incondicional Malala, su amor, y con Marquitos, su hijo. Y en esta ciudad del lejano sur patagónico creó la Fundación Conociendo Nuestra Casa.

-¿Cuál es el objetivo?
-Conociendo Nuestra Casa se propone formar a los chicos en valores. El cariño y el respeto son clave, y siempre hablamos de la coherencia entre lo que uno dice y lo que uno hace. Y el objetivo es que los chicos conozcan el lugar en el que viven, en sus aspectos físicos y espirituales.

Por unos segundos pienso que estoy escuchando a un enviado del Señor. La respuesta a mi primera pregunta condensa la salvación del planeta. Marcos no sólo dice que el amor y el respeto son fundamentales para la vida, sino que además hace cosas ¡todos los días! para que los niños lo incorporen. Y lo hace desde 1983, año en que nació CNC. “Este edificio es un lujo para nosotros ya que, por primera vez, vamos a salir del garaje de mi casa.”

oliva day

-¿Cómo nace Conociendo Nuestra Casa?
-Años atrás llegó un grupo de japoneses para llevarse toninas a un acuario en Tokio. Para el que no sabe, la tonina es un delfín que tenemos acá, en Deseado. Esta gente tenía permisos del Gobierno Nacional y del Provincial, pero sin haber hecho ningún tipo de estudio previo sobre población, por ejemplo. Tampoco sabían en qué condiciones se iban a capturar. La cuestión es que vinieron, y salvo alguna excepción, nadie se opuso a ese hecho –uno de los opositores fue el propio Marcos, que se tiró al agua para impedir una captura –. La cuestión es que, tiempo después, se autorizó a llevarse material del ferrocarril, que acá en Deseado fue muy importante; había sido como una segunda fundación del pueblo, ya que llegó en 1909. Y la gente que conocía y valoraba la importancia del ferrocarril, defendió un vagón que ya estaba arriba de un camión. Se lo estaban llevando y, en plena época de la dictadura militar, un grupo de vecinos se juntó de las manos y se paró frente al camión. Una maestra puso su Fiat 600 delante. Así, el Gobernador se vio obligado a declararlo de Interés Provincial. Hoy, ese vagón está en un lugar central de Puerto Deseado. Entonces la pregunta es porqué no pudimos defender el patrimonio natural y sí el cultural… –hace un silencio, me mira a través de sus anteojos de marco plateado y me dice –. Porque a este último sí lo conocíamos. Como lo conocíamos lo queríamos. Y como lo queríamos, lo defendimos.
Más claro… echale agua.

Unas horas antes de entrevistar a Marcos, habíamos salido a navegar la ría. El fenómeno es interesante: ese mismo accidente geográfico era ocupado por el río Deseado, 10.000 años atrás. Su caudal se fue perdiendo y el agua salada del mar comenzó a copar el cauce, hasta formar la actual ría Deseado, que entra cerca de 40 kilómetros tierra adentro. Esa entrada de agua aumenta con la marea alta y así ingresa una riquísima cantidad de alimento; por eso la ría tiene una gran biodiversidad: cormoranes, ostreros, gaviotas, elefantes y lobos marinos, toninas, pingüinos…
La ciudad, debo confesar, no me llamó demasiado la atención. Me pareció una más de la Patagonia atlántica: ventosa y árida. O al menos eso sentía hasta que lo escuché a Oliva Day.

-¿Qué les enseñás a los chicos para que quieran el lugar? ¿Qué tiene Puerto Deseado que la hace querible?
-Todo. Y no lo pienso yo solo. Por empezar, las grandes expediciones de los siglos XVI y XVII pasaron por acá, como la de Magallanes, que para mí fue el más grande navegante de todos los tiempos. Algunos dicen que no entró acá, y otros creen que sí. Yo creo que entró a la bahía con la Santiago.

Marcos hablará de diferentes expedicionarios con fanatismo. “De Fernando de Magallanes habría que decir que fue el primer navegante en unir el Océano Atlántico con el Pacífico a través del estrecho que hoy separa a Tierra del Fuego del Continente Americano. Se cree que Magallanes entró a la bahía de la actual Puerto Deseado para guarecerse de una fuerte tormenta.

Después –sigue Marcos – sabemos del paso de Drake, Cavendish, Le Maire… Es decir, todos pasaban por acá porque el lugar tiene una posición geográfica ideal, casi peninsular y con un puerto natural protegido, excelente para reaprovisionarse y reparar las naves. Y bueno… acá vivían los tehuelche, que también eran grandes navegantes –hace una pausa y parece arrancar de nuevo, pero se frena. Me da la sensación de que no sabe qué desvío tomar para seguir la historia y elige el de los ingleses que bombardearon el antiguo fuerte San Carlos, de los españoles, en 1806 –. Quedó en ruinas, pero es aquí donde se refugió el Comandante Onetto y los primeros pobladores de Deseado, allá por julio de 1884. Esos primeros pobladores se asentaron como pudieron mientras construían sus casas. Pensá que tenían que estar peleando con los pumas, que acechaban para comerles el poco ganado que tenían. Me han contado que en invierno dormían con las palas adentro de su casa para sacar la nieve y poder salir”, relata y levanta las cejas, remarcando lo sufrido que habrá sido aquel poblamiento.

La insólita historia de la Swift
Un episodio histórico marcó a Puerto Deseado. Sucedió el 13 de marzo de 1770, ciento dieciséis años antes de la fundación oficial, y la causa fue una roca que hoy ya no está, ya que fue dinamitada… La roca tenía nombre: Beagle, y según parece, el comandante de la corbeta de guerra inglesa HMS Swift no la vio, chocó con ella y se hundió lentamente. Había leído varias veces acerca de este hecho histórico, pero escucharlo de Marcos me aporta detalles que desconocía.
La corbeta tenía base en las islas Malvinas, y su hundimiento frente a Puerto Deseado favoreció la reconquista española de las islas, en junio de 1770 –me dice y me doy cuenta de que apareció un tema que lo apasiona –. La roca Beagle era como un obelisco que cuando subía la marea, quedaba tapada, y cuando bajaba, apenas se veía; rompía una ola ahí. La cuestión es que la Swift roza esta roca y luego el comandante acomoda el barco para acercarse a la costa y revisarlo. Supongo que quería vararlo, pero no vio una roca plana. El barco subió arriba de esa roca y en ese momento la marea empezó a bajar. Ellos creían que cuando la marea volviera a subir, iban a acomodar el barco nuevamente, por eso bajaron muy pocas cosas. Estaban a cincuenta metros de la costa. La cuestión es que cuando la marea termina de bajar, el barco se apopa más, el agua que había en la popa hace peso y la Swift se va a ojo por popa. Se hunde. Y mueren tres personas: el cocinero y dos marineros. El resto se salva y quedan acá nomás de donde estamos nosotros ahora.

Lo mejor y más impresionante de esta historia es que luego del hundimiento, mandan un bote a las islas Malvinas para pedir rescate. ¡En bote a remo de Deseado a las Malvinas! A poco de irse, desde la costa vieron cómo una terrible tormenta avanzaba por el mar y los sobrevivientes de la Swift dieron por muertos a los rescatistas…
“En ese momento se presentan varios voluntarios para ir en ese bote, y el teniente White es nombrado para liderar el bote. ¡Van con una brújula! Era una falúa de ocho metros de eslora. Así, White y siete hombres más se van a remo y vela a las Malvinas. Llegan a Puerto Egmont y le avisan a La Favorita, que viene hasta acá y rescata a los sobrevivientes. Y justo en momento, los españoles aprovechan y reconquistan las Malvinas.
Pero lo interesante de esto es qué pasó con White después. Yo pensé que le iban a dar una bolsa de oro y lo iban a ascender. Pero no: le dieron las gracias, reconocieron su esfuerzo y le dijeron que lo tendrían en cuenta para futuras promociones…”, relata Marcos y remata con una risotada, que la interpreto como una especie de emoción por algo que sucedió en su querida Deseado.

La historia de la Swift forma parte del patrimonio de Puerto Deseado. De hecho, Marcos y otros apasionados iniciaron la búsqueda subacuática del barco. Lo encontraron, rescataron diferentes elementos y ahora toda esta historia se presenta en el Museo Municipal Mario Brozoski, que recomiendo visitar si andan por Deseado. Todo ese trabajo se llevó adelante gracias al Programa de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano, con Dolores Elkin a la cabeza.

Ahora que lo conozco, lo quiero
Después de escuchar la historia de la Swift, la de los tehuelches, los expedicionarios, de los japoneses del acuario, el ferrocarril, los pingüinos de penacho amarillo y el cormorán gris, y del mismo Marcos Oliva Day, Puerto Deseado cobra otro sentido para mí. Si bien no es mi casa, puedo imaginar lo que sienten los habitantes de este bellísimo rincón de la Patagonia Atlántica. El reportaje a Marcos es lo último que hago acá, pero pienso que hubiera estado mejor saber todo esto antes: de esa forma, todo Deseado lo hubiese visto de otra manera.

Y si me muero…
La tarea de Marcos y Malala con Conociendo Nuestra Casa lleva treinta años y es tan importante que ya fue replicada en diferentes lugares de Argentina, Chile e Irlanda del Norte. Además, hay hombres que cuando eran niños pasaron por CNC y que hoy hasta tienen su propio proyecto replicador, como José Jaramillos, un ex voluntario que hoy lleva adelante una asociación para sacar de la calle a niños carenciados a través del remo.
Sin embargo, a Marcos lo inquieta la idea de que CNC continúe cuando él y Malala no estén en esta Tierra. “Estamos tratando de despersonalizar el programa de modo que lo pueda seguir otra gente.
A eso se le llama trascender. Y aunque Marcos diga que prefiere no hablar de él, Conociendo Nuestra Casa trascenderá gracias a la enorme tarea que llevaron adelante él y Malala. La historia está escrita, también a futuro: Marcos Oliva Day será reconocido por su generoso trabajo social por varias generaciones más.

——————————————————–

olivaday04

¿Querés saber más acerca de Conociendo Nuestra Casa?
La Fundación Conociendo Nuestra Casa fue creada por Marcos Oliva Day y Malala, su mujer, en 1983. Tiene por objetivo formar a los jóvenes en valores como el cariño y el respeto, a través de acciones. Además, utilizan el kayak y la navegación en Optimist como herramientas de integración y contacto con la Naturaleza.
El proyecto fue recreado en diferentes lugares.
Cochrane, Chile, con el nombre de Escualos. Lo llevan adelante Claudia Altamirano  y Roberto Haro. www.clubnauticoescualo.org
San Isidro, en la Escuale Nº 26. A cargo de Emma Oliva Day, hermana de Marcos.
En Río Gallegos, el I Jenu Jono (www.ijenujono.blogspot.com.ar) por iniciativa de José Jaramillos, un ex Monitor de CNC.
-Portrush, Irlanda del Norte. Lleva el nombre de Knowing Your Home y sus fundadores son Robbin Ruddock y Jim Allen.

“Es un trabajo voluntario que tiene varios programas. Damos cursos de formación de Monitores (adolescente que, después del colegio, aprenden con apoyo de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, la U de La Plata y la UCA, para después ayudarnos a dar las clases en las escuelas, en horario escolar. Son clases en todos los cuartos grados (15) de todas las escuelas (6) de Deseado, sobre la geografía, historia, fauna y flora de la Patagonia. El programa fue declarado de Interés Educativo por el Consejo Provincial de Educación de Santa Cruz. También tenemos una huerta orgánica con dos viveros en producción, donde trabajan los chicos. Damos cursos de remo en kayak y vela en Optimist, abiertos desde los 3 a los 16 años, también con la colaboración de los monitores, el Club Náutico y la Escuela Municipal de Náutica, creada por iniciativa de CNC. Organizamos charlas sobre los temas que tratamos y colaboración con otras ONGs.”


Etiquetas: , ,




Nota anterior

IMPERMEABLE VS RESISTENTE AL AGUA

Siguiente nota

El mejor trabajo del mundo





Capaz que te interesa


Más historia

IMPERMEABLE VS RESISTENTE AL AGUA

Una prenda impermeable no es lo mismo que una resistente al agua, ni que una que tenga repelencia al agua. ¿Sabés realmente...

26 February, 2014