IMPERMEABLE VS RESISTENTE AL AGUA

Destacada / MERCADO / NOTICIAS / 26 febrero, 2014

IMG_4952
Una prenda impermeable no es lo mismo que una resistente al agua, ni que una que tenga repelencia al agua. ¿Sabés realmente cómo elegir una prenda impermeable dentro de la gran oferta del mercado? Te ayudamos a hacer una buena elección.

Impermeable significa que es impenetrable para el agua. Así de simple. Por eso, las prendas que en las etiquetas dicen: “impermeables hasta determinada cantidad de columnas de agua”, no lo son en realidad. La mayoría de los usuarios no conoce cuánta agua es en realidad 2000, 3000 o 4000 columnas de agua. La membrana GORE-TEX® ha fijado el estándar del mercado: simplemente, no filtra.
Además de la tela, la ropa impermeable debe tener cierto tipo de confección que evite la entrada de agua. Todas las costuras deben estar selladas, y contar con sistemas de cierre efectivo en las zonas críticas (capucha, muñecas y mangas).

Resistencia al agua: las prendas nominadas como resistentes al agua no son impermeables. Ofrecen algún tipo de protección durante lluvias leves, pero no serán efectivas si la lluvia es fuerte o la prenda está sometida a alta presión de agua (por ejemplo, si nos arrodillamos en un área húmeda). Si la idea es hacer un trekking o salir de caminata por un período largo bajo la lluvia, estas prendas no brindarán una protección efectiva, y el caminante se mojará.

Repelencia al agua: este término se refiere a un recubrimiento químico que se aplica  a la tela exterior de las prendas, que hace que el agua resbale por la superficie de las mismas en forma de gota en lugar de ser absorbida. Estas películas son conocidas como DWR (Durably Water Repellency) y no resultan impermeables por sí mismas. Sí los son cuando están combinadas con telas impermeables como la membrana GORE-TEX®, y resultan importantes porque evitan la saturación de agua en la superficie de la prenda.

goretex
¿Y en los pies?
Los pies transpiran… y mucho. Hasta una taza completa al día. Si combinás unos pies sudorosos con agua de fuentes externas (lluvia, charcos), tendrás la receta perfecta para producir ampollas al final de cualquier actividad. El calzado tiene que ser tanto respirable como resistente al agua, permitiendo que la transpiración salga al exterior sin dejar que la humedad se filtre. Las medias también influyen en el microclima del calzado. Por eso hay que elegir con cuidado: tienen que ser absorbentes y secarse rápido para mantener los pies secos. Por regla general, el algodón nunca es una buena opción porque atrapa la humedad en sus fibras y tarda mucho en secarse. Cuando hace calor, lleva siempre medias finas de poliéster. El calzado con membrana GORE-TEX® en su interior garantiza que los pies se mantengan secos y calientes, y no suden nunca, aún en condiciones extremas de alta exigencia aeróbica, o climatológicas.

gore05


Etiquetas: ,




Nota anterior

TÉMPANOS DE HIELO

Siguiente nota

MARCOS OLIVA DAY




Más historia

TÉMPANOS DE HIELO

Con cuidados y prevenciones, la navegación en kayak es inclusiva y segura. Pero en Argentina hay una salida que es única:...

25 February, 2014