UNA VENTANA PARA MATÍAS

NOTICIAS / 6 julio, 2013

Por Guillermo Gallishaw

Cada mes de mayo, cientos de montañistas llegan al Everest provenientes desde diferentes lugares del mundo. Después de las extensas aclimataciones y el armado de los campamentos de altura, sólo resta esperar que haya dos o tres días de buen clima o, como dicen los montañistas, que se abra la ventana de buen tiempo. Mientras tanto, todos esperan en los campamentos, listos para salir ni bien se abra esa ventana.
Hoy, el nadador argentino de aguas abiertas Matías Ola espera su ventana de buen tiempo para cruzar el Estrecho de Gibraltar.
“Entró un frente de mal clima por un anticiclón de las islas Azores y las condiciones aún no están dadas para que les permitamos intentar el cruce”, nos dijo Rafael Gutiérrez Mesa, el responsable de la Asociación de Cruce a Nado del Estrecho de Gibraltar. Ellos son los que llevan el registro de cada cruce, y los que brindan el apoyo logístico a los nadadores durante la travesía. Según nos explicaba Gutiérrez Mesa, el viento debe soplar a tres nudos o menos para que puedan autorizar la salida, y hasta ahora, ese viento está por encima de los 15 nudos… Matías y su equipo esperan en Tarifa (España) desde hace una semana, pero las condiciones no se dan.
“Es una lástima, porque sé que vienen desde muy lejos para realizar este cruce, pero no puedo dejarlos salir al mar en estas condiciones”, se lamentaba Rafael. Además, explicó que cada semana viene un nadador para intentar la travesía, y que ahora debía reprogramar el cruce de Matías para que no se superponga con el de otro nadador. “Haremos eso –me dijo Matías con gesto tranquilo –. Sabíamos que Unir el Mundo no sería fácil. Ahora nos enfocaremos en Bering, que es el siguiente cruce que tenemos en la agenda. Intentaremos Gibraltar en un mes.”
El desafío Unir el Mundo pretende linkear el planeta a nado, uniendo los diferentes continentes (son ocho cruces, algo así como subir las Siete Cumbres). El proyecto es ambicioso (además, Matías nada sin traje de neoprene… ¿sería como hacer las Seven Summits sin oxígeno?…) y reúne objetivos deportivos, solidarios, científicos y de promoción de cada región. Deportivamente, cada cruce es un desafío en sí mismo. Sin embargo, nadar en el Estrecho de Bering (uniendo Eurasia con América, entre Siberia y Alaska) será una dura batalla.

Para más info, te invito a que entres en www.unirelmundo.com

En las fotos se lo ve a Matías entrenándose en Tarifa (España). Pablo Testa, su entrenador, supervisa las actividades, y Christian Espínola (el rescatistas del equipo) lo sigue de cerca . Además, Rafael Gutiérrez Mesa, de la Asociación de Cruce a Nado del Estrecho de Gibraltar.

 


Etiquetas: , , ,




Nota anterior

TIERRA VERDE: PEQUEÑAS CANCIONES PARA UN MUNDO GRANDE

Siguiente nota

POR LAS RUTAS PATAGÓNICAS





Capaz que te interesa


Más historia

TIERRA VERDE: PEQUEÑAS CANCIONES PARA UN MUNDO GRANDE

Pensado para los chicos, pero también para que disfruten los grandes, “Tierra Verde” es un espectáculo multimedia...

4 July, 2013