CAMBIOS EN LOS SALTOS DEL MOCONÁ

Destacada / NOTICIAS / 5 julio, 2012


Los deslumbrantes Saltos del Moconá corren a lo largo de una fractura longitudinal del río Uruguay. El Ministerio de Ecología y Recursos Renovables de la provincia de Misiones encaró una serie de cambios, y ya no se los puede visitar como antes…

Hasta hace unos años, para visitar los Saltos del Moconá había que ir hasta El Soberbio y, desde allí, en 4×4 por camino de tierra roja y rodeado de selva hasta el Parque Provincial Moconá (algo más de 70 kilómetros). Y cuando se llegaba a la costa del río, había que arremangarse los pantalones y caminar con el agua hasta las rodillas, hasta llegar al borde de los saltos, que caen hacia el lado de Brasil (allí, el Uruguay hace de frontera entre Argentina y Brasil). La otra alternativa era subirse a una excursión en lancha en El Soberbio: se remontaba el río en un paseo bellísimo, y la lancha llegaba a la parte de abajo de los Saltos.

Todo eso ya no es más así. En principio, el asfalto ahora llega desde El Soberbio hasta la costa del río. Ya no se puede ir más caminando por el lecho, ya que están en plan de construir una pasarela. Y ya no se va más en lancha desde El Soberbio, sino que el paseo sale desde el estacionamiento, ahí nomás de los Saltos.

Debo confesar que los cambios me chocaron un poco cuando viajé hasta allí, en junio último. Caminar media hora por el lecho rocoso del río Uruguay y llegar hasta la parte alta de los Saltos era una experiencia espectacular. Y si no querías pasar por esa aventura, te tomabas una lancha en El Soberbio y vivías un paseo hermoso hasta los Saltos. Si bien en este viaje no pude hacer la caminata, me subí a la lancha (que ahora sale desde el Parque Moconá, a pocos metros de los Saltos) y disfruté de una experiencia también espectacular, ya que el lanchero te lleva hasta la caída de un par de cascadas, te mojás de lo lindo y la perspectiva es única. Por otro lado, supongo que las pasarelas le habilitarán la experiencia de ver los saltos desde lo alto a muchas más personas, y el asfalto también es un buen amigo para que más viajeros puedan llegar a este espectáculo.

También vi un flamante centro de interpretación (tienen una especie de maxi kiosco para comprar algo para comer), donde hay guías y guardaparques. Si bien me pareció que les falta capacitación a los guías, todos nos atendieron con buena predisposición.


Etiquetas:




Nota anterior

EL CHICO DE LA TAPA

Siguiente nota

ECOTURISMO ENTRE PALMERAS




Más historia

EL CHICO DE LA TAPA

Ismael Areco es guía de Estancia Cristina y en nuestra foto de tapa sostiene una placa comparativa del glaciar Upsala, el tercero...

28 June, 2012