VOLCÁN LANÍN: DESAFÍO INVIERNO

GUÍAS DE VIAJE / 28 Junio, 2012


El volcán Lanín es un clásico que sigue vigente hasta en temporada invernal. El paisaje que se puede admirar desde la cima de sus 3776 msnm incluye lagos, valles y montañas, e incluso los imponentes volcanes chilenos que lo rodean: Villarrica, Quetrupillán, Llaima y Osorno. El imponente cerro Tronador también forma parte de la postal, igual que los lagos Tromen, Quillén, Huechulafquen y Paimún.

Si nunca te animaste, esta puede ser la oportunidad de aventurarte al Lanín, pero con un condimento especial: subirlo en invierno, y bajarlo esquiando. El plan es así: Se sube con esquíes de travesía hasta los 2.300 metros sobre el nivel del mar; si hacés snowboard, las raquetas van bien para el ascenso. El auto queda en Paso Tromen y, desde allí, la primera parte va por un bosque casi sin pendiente, que te permite familiarizarte con la técnica del randonée. Ya fuera del bosque, la pendiente comienza a aumentar y, después de un par de paradas, se llega hasta el punto máximo, para comenzar con el descenso, que te deja en el mismo lugar en donde quedó el auto.
Si el ascenso comienza cerca de las 9.30, a las 17.00 ya estás libre para disfrutar de una rica merienda.

Otra alternativa, un poco más ambiciosa, es intentar cumbre. Este plan requiere de otra logística, y lleva no menos de dos días. Pero, si tenés ganas, toda la logística te la organiza Augusto Gorchs, guía de www.andestrack.com.ar en San Martín de los Andes. ¡No te quedes con las ganas!
Foto: Andestrack Expediciones


Etiquetas: , , , ,




Nota anterior

EL RITO DE LA MONTAÑA

Siguiente nota

CANCION OLIMPICA





Capaz que te interesa


Más historia

EL RITO DE LA MONTAÑA

Comer empanadas tucumanas con un vino Malbec de Cafayate es un ritual que alimenta la religión de quienes amamos las montañas...

28 June, 2012