TALAMPAYA EN PRIMERA PERSONA

DESTINOS / 28 Junio, 2012


Caminar por el riojano Parque Nacional Talampaya es una experiencia sin igual.  Sólo un par de binoculares, una cantimplora con agua fresca y calzado cómodo son los aliados de un trekking que conduce a lugares insólitos de asombrosa belleza. Otra opción es recorrerlo en mountain bike, para internarte por sus senderos. Aquí van unos circuitos recomendados.

Surcando la orilla opuesta del río, la Quebrada de Don Eduardo es deslumbrante. Con una duración de dos a tres horas, el paseo comienza en una bifurcación denominada Huayquería. Recostada sobre el margen izquierdo del Gran Cañón es la puerta de entrada a este fantástico mundo de miradores esculpidos en las paredes de arcilla. Al caminar por sus subidas y bajadas, la perspectiva ofrece un paisaje ampliamente diferente a las clásicas vistas de Talampaya.

El Cañón Arco Iris es un circuito que hace sólo cinco años está habilitado para el público y es uno de los menos visitados. Una 4×4 traslada hasta la boca del Cañon, luego de surcar el lecho seco de varios ríos. En este punto comienza la caminata de dos horas durante la cual el guía señala la gran cantidad de huellas de zorros, guanacos, pumas y burros que se acercan a excavar la arena hasta que brota el agua. Las formaciones geológicas de la sierra de Paganzo señalan perfectamente cómo se fue formando la Tierra durante millones de años. Se ven cuevas, pasadizos y enormes rocas que penden en el aire y parecen a punto de caer.

Otra de las buenas opciones para recorrer este parque triásico es en mountain bike, para vivenciar Talampaya en contacto directo con el paisaje. Aquí se pueden alquilar algunas de las 25 bicicletas que hay disponible para internarse en las dos propuestas, que se realizan dentro del tradicional circuito y siempre acompañados por un guía.

La de una hora y media de duración comienza al pie del Gran Cañon, una muralla imponente de arena colorada de 130 metros. El cauce seco del río homónimo conduce hasta los petroglifos. Testimonio de las culturas ciénaga y diaguita entre los siglos III y X, personas, guanacos, ñandúes y pumas fueron cincelados sobre la piedra. Este recorrido incluye el Jardín Botánico, un bosquecillo de algarrobos, chañares y molles que emergen como un oasis en medio de tanta aridez. Aquí, la erosión del viento y la lluvia se encargaron de tallar La Chimenea, una hendidura cilíndrica vertical, sobre una de las paredes del inmenso murallón.
Las dos horas y media del segundo circuito son suficientes para sumergirse en el cañadón hasta los Reyes Magos, la Catedral y el Monje, que con su inconfundible aire de grandiosidad gótica agudizan la sensación de pequeñez ante el entorno.

+ info

En La Rioja: Secretaria de Turismo: Pelagio B. Luna 345. Tel.: 03822-426384/345

En Buenos Aires: Casa de La Rioja: Callao 745. Tel.: 4813-3417/19.

www.turismolarioja.gov.ar / info@turismolarioja.gov.ar

 


Etiquetas: , , , , , , ,




Nota anterior

CONCIENTIZAR EN PANTALLA GRANDE

Siguiente nota

EL RITO DE LA MONTAÑA





Capaz que te interesa


Más historia

CONCIENTIZAR EN PANTALLA GRANDE

Bajo el lema “Cultura en armonía con el planeta”, llega la tercera edición del Green Film Fest, el Festival Internacional...

28 June, 2012